Presentación

La Universidad Católica del Norte, como parte integrante del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas, participa en el trabajo de implementación del Sistema de Créditos Transferibles (SCT – Chile), iniciativa directamente vinculada con los procesos formativos, y que estableció el gran desafío de cambiar la atención de los procesos de enseñanza a los proceso de aprendizaje.

Este cambio nos ha obligado a plantearnos si las diversas actividades de enseñanza y aprendizaje que son diseñadas y desarrolladas para cada asignatura, son las más efectivas y las más eficientes para lograr dichos aprendizajes.

Es por ello que al momento en que se definieron los objetivos de este proyecto, se planteó la necesidad de ubicar a los estudiantes en el centro del trabajo a la hora de diseñar los planes de estudio, buscando de esta forma: equilibrar la carga académica de éstos, ayudando a ser más eficiente los procesos de enseñanza y aprendizaje, mejorando la legibilidad de los planes de estudio, las convalidaciones y el reconocimiento de los aprendizajes previos de los estudiantes entre las diferentes instituciones, favoreciendo de esta forma la movilidad estudiantil.

En la medida que se avance en la implementación de los diversos planes de estudio con estas características, se obtendrán procesos formativos más eficaces y eficientes, ya que sin duda, todo lo que se solicita a los estudiantes es “realizable” en el tiempo disponible, los estudiantes lograrán de mejor forma sus aprendizajes, disminuyendo las tasas de reprobación, retención y por ende mejorando las de titulación.

Por lo anterior, es imperativo concebir la implementación del SCT-Chile dentro de los procesos de innovación curricular. Un cambio numérico, basado en alguna relación entre horas presenciales y horas de trabajo autónomo del estudiante, no es una implementación real del SCT-Chile, sino sólo administrativa.

La extensión de este Sistema a todas las instituciones de educación superior debiera facilitar la articulación entre los diferentes niveles formativos, lo que constituye las bases para tener un sistema que soporte la “educación a lo largo de la vida”,

También es necesario fortalecer las confianza entre las diferentes instituciones de educación superior, siendo necesario mejorar los sistemas de aseguramiento de la calidad a nivel nacional, los que debieran ser la base que permita confiar en la calidad de la formación y así potenciar el reconocimiento de estudios que se realicen en instituciones diferentes a la propia.

Si bien es cierto que lograr la implementación del SCT- Chile en la UCN es un gran paso, es sólo el primero, ya que también resulta necesario avanzar en mecanismos de reconocimiento de aprendizajes de nuestros estudiantes, en la lógica de la educación a lo largo de la vida, en la articulación del pregrado y el postgrado, en definitiva, en la definición de un Marco de Cualificaciones que ya se está trabajando a nivel de Mineduc.

La articulación de los diferentes niveles de formación existentes, así como la flexibilización de los planes de estudio, dando posibilidad a los estudiantes de diferentes itinerarios formativos, son factores fundamentales que permitirán al país enfrentar los desafíos del futuro. Contar con un Sistema de Créditos Académicos Transferibles único para todo el Sistema de Educación Superior chileno permitirá avanzar en este camino.

Vicerrectoría Académica